Regions of Gastronomy

Ámbitos de Trabajo

Alimentar el Planeta

Garantizar el acceso a una alimentación buena y saludable para todos es nuestra misión. Hay suficiente comida para alimentar al mundo si protegemos su biodiversidad, pero, el kilometraje de los alimentos, los cambios en la agricultura y el desperdicio de comida están contribuyendo a prácticas insostenibles que necesitan ser reconsideradas. Se estima que antes del 2050 la población mundial habrá superado los 9 billones de personas (actualmente hay más de 7 billones). Teniendo en cuenta la actual situación crítica en la que más de 25,000 personas mueren de hambre todos los días, es urgente abrir un debate y adoptar medidas relacionadas con la seguridad alimentaria, el comercio mundial, la distribución de alimentos, la ayuda de emergencia, el desperdicio y la producción de alimentos. Por ejemplo, para apoyar la producción de alimentos, tenemos que ocuparnos especialmente de las poblaciones de abejas que son responsables de polinizar el 70% de las plantas que suministran nuestros alimentos. En apoyo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las Regiones de la Gastronomía pretenden estimular el debate sobre la producción de alimentos suficientes y saludables para todos.

Innovación, Creatividad y Oportunidades de Trabajo

La inevitable globalización de los mercados alimentarios plantea tanto amenazas como oportunidades para los sistemas alimentarios regionales sostenibles. Dependiendo de cómo se gestione esta coyuntura, vemos la posibilidad de generar empleos nuevos, flexibles y satisfactorios en las comunidades. Los productores regionales pueden ampliar sus mercados, siempre que puedan destacar el valor añadido de los productos locales y aprovechar el crecimiento de nichos y segmentos especializados en el mercado alimentario. La narración de historias locales y la creación de vínculos entre los artistas, paisajes, artesanías y culturas tradicionales o contemporáneas de una región pueden generar nuevos productos y servicios. Las tendencias actuales sugieren que los viajeros son cada vez más conscientes de sus acciones y se responsabilizan de ellas, por lo que es imperativo generar información, en formatos creativos, que les permita enriquecer las culturas locales en lugar de dañarlas. Aprovechar las oportunidades de comercializar productos para los visitantes puede complementarse con plataformas digitales que ayuden a los productores a aprovechar creativamente su patrimonio alimentario único. Para que esto suceda, se requieren nuevas formas de trabajo y diferentes conjuntos de habilidades, y la formación permanente se hace imprescindible al fin de garantizar futuras oportunidades de trabajo.

Educación para nuestro Futuro

Apoyando los llamamientos de los organismos intergubernamentales para que la gastronomía y la alimentación se reintegren en los planes de estudios, las Regiones de la Gastronomía se basan en los principios de colaboración con los sectores de la educación y el conocimiento. Estas colaboraciones son vitales para la difusión de información sobre la importancia de la gastronomía regional, no sólo para nuestras economías sino también para nuestra salud y bienestar futuro. La garantía de una buena alimentación para todos empieza al comprender la importancia de las opciones alimentarias locales y saludables. Educar para una producción y un consumo responsables, así como infundir orgullo en la cultura gastronómica local es crucial para la supervivencia de esa cultura a largo plazo. Alcanzar una educación de calidad sobre la alimentación es la base para mejorar la vida de las personas y el desarrollo sostenible. Esta es la única manera de garantizar el acceso a una buena alimentación para todos.

Turismo Equilibrado y Sostenible

La gastronomía regional proporciona una rica diversidad, no sólo en términos de diferentes alimentos, sino también en las muchas formas de comer, presentar y servir esos alimentos. Las tradiciones desarrolladas a lo largo de los siglos forman el ADN vital de las culturas gastronómicas y representan importantes fuentes potenciales de innovación en las industrias de servicios y la hostelería. Sensibilizar al sector de la hostelería sobre las ventajas de la integración de alimentos, recetas y tradiciones locales en la oferta turística y colaborar con el sector de los servicios alimenticios y de los eventos culturales en la región contribuirá a una mayor sostenibilidad ambiental, económica y cultural. Un turismo responsable y de calidad, cuando esté bien gestionado, beneficia a las comunidades porque los visitantes de la región son potenciales clientes de productos gastronómicos a más largo plazo. Los visitantes son también los mejores comercializadores de la región gracias a las redes sociales. Estrategias inteligentes para proporcionar experiencias emocionantes a los visitantes e incentivos para publicar en las redes sociales darán a la región una visibilidad sin precedentes para una fracción del coste de los métodos tradicionales de promoción. Además, apoyando a las iniciativas de turismo gastronómico de calidad es posible asegurar que las zonas rurales y más necesitadas beneficien de los ingresos procedentes del turismo.

Conexión Medio Urbano-Medio Rural

En los últimos años se ha producido una creciente separación entre zonas rurales y urbanas, especialmente en los campos de la alimentación y la cultura. Los que viven en entornos urbanos ya no saben de dónde provienen los alimentos que consumen y carecen de conocimientos para comprender el significado espiritual y cultural de los rituales relacionados con la comida que a menudo han sustentado a sus comunidades durante siglos. Por lo tanto, el objetivo es reestablecer la conexión entre medios rurales y urbanos llevando el campo a la ciudad y la ciudad al campo, fomentando así una revalorización de los conocimientos tradicionales y autóctonos sobre las costumbres y los sistemas alimentarios. Los proyectos que brindan la oportunidad de reconectar los entornos rurales y urbanos también conectan a los ciudadanos y fomentan la cohesión social.

Bienstar y Vida Sana

Los alimentos son vitales para la salud, la cultura y el bienestar, por lo que los esfuerzos para proteger la biodiversidad local deberían ser una prioridad. La gastronomía es el arte de comer bien y, mediante el uso de la creatividad para presentar alimentos regionales y locales sanos y saludables, esperamos contribuir a un enfoque más holístico del bienestar. Las campañas de sensibilización sobre el valor de la agricultura natural, las tradiciones gastronómicas y los productos de calidad pueden estimular el orgullo de las comunidades locales. Los alimentos locales a menudo tienen propiedades con las que, a lo largo de los siglos, nuestros cuerpos han sido genéticamente programados para funcionar, por lo que fomentar el consumo de alimentos locales es un beneficio para nuestra salud. Lo que ponemos en nuestro cuerpo tiene mayor importancia de la que generalmente le reconocemos y muchas personas siguen teniendo poco conocimiento acerca de los ingredientes que figuran en los alimentos procesados. La información sobre alergias y propiedades ayuda, pero se necesita una mejor comprensión del etiquetado de los alimentos. El valor nutricional de los alimentos locales debe revalorizarse, junto con los beneficios que los espacios verdes y naturales aportan a nuestra salud. La atención a nuestro entorno natural se extiende a la necesidad de proteger la tierra y el mar; por ejemplo, la necesidad de reducir los plásticos de un solo uso es urgente, dado el hecho de que ahora se reconoce ampliamente que el micro-plástico contamina la vida marina y nuestros sistemas alimentarios. Por lo tanto, abogamos por la promoción de estilos de vida más saludables a través de un mayor compromiso ciudadano.

Website maintained by enricgomez.com